Skip to main content

El pasado domingo, 21 de enero, el Papa Francisco inauguró el “Año de la oración”, en preparación del Jubileo.

El próximo Jubileo ordinario del año 2025, dice el Santo Padre: “Puede ayudar mucho a restablecer un clima de esperanza y confianza, como signo de un nuevo renacimiento que todos percibimos como urgente”. El Jubileo tiene como lema: “Peregrinos de Esperanza”.

Para vivir el “tiempo de gracia” hasta la apertura de la Puerta Santa, el Papa nos pide a todos “intensificar” la oración: Les pido que intensifiquen la oración para prepararnos a vivir bien este acontecimiento de gracia y experimentar la fuerza de la esperanza de Dios. Por eso comenzamos hoy el Año de la oración, un año dedicado a redescubrir el gran valor y la absoluta necesidad de la oración en la vida personal, en la vida de la Iglesia y en el mundo”.

Las Siervas de Jesús, uniéndonos a la invitación del Santo Padre intensificaremos nuestra oración en este momento de gracia para la Iglesia y para nuestra Congregación, en tiempo precapitular.

“Sean muy amantes de la oración y no la dejen ningún día; las religiosas que son fieles en practicarla siempre son más favorecidas del Señor; allí, en la oración, es donde encuentran sus delicias y le recompensan de las ingratitudes que recibe de otras almas”. Santa María Josefa