Siervas de Jesús

¡Vocación?

Una llamada a amar.

Este es el comienzo. Te llama a la santidad de vida, que puede sonar rebuscado, pero es ir dejando que Dios te haga y reconstruya, que cumpla en ti su plan. Lo mejor en este momento es estar atenta, porque Dios habla en lo cotidiano. ¡Sorprendente, pero es así!

Nueva zona de confort.

Promete acompañarte en todo el camino y te saca de la comodidad, de la conformidad:  «Sal de tu tierra». El suelo se remueve, termina tu zona de confort, comienza la andadura y por el camino adviertes qué bien se está con Él, qué a gusto se camina a su lado. Decides entonces no parar. Y con el envío y tus pies pisando un nuevo camino, te muestra la «Tierra de promisión», aquel lugar donde estarás bien, realizada y segura. Dios te invita a echar raíces en una vocación concreta. Puede ser el lugar más impensado,  da igual, serás feliz en él, porque Dios es fiel.

Das tu sí.

Dices “sí Señor” y, como María, dejas en Él todas tus preocupaciones para que sean las suyas las que te ocupen ahora. Estamos acostumbradas a ir y venir, en adelante aprenderás una nueva forma de andar entre hermanas que avanzan por un camino común y cuya meta es el Cielo. Todos los esfuerzos se centrarán en confirmar ese “sí, Señor” cada día.

Etapas hasta llegar.

No termina nuestro camino vocacional en la profesión perpetua. En ella, más bien empieza el sendero, porque el aspirantado, postulantado, noviciado, juniorado, son etapas que recorres, cada una con su propio sentido espiritual, pedagógico, humano, pero son etapas y no fin. Pasadas estas, queda el “sí, quiero Señor”, que diste un día apoyada en una firme decisión, una decisión que tendrás que regar a diario con amor y sacrificio.

Volver a empezar.

Bien lo saben todas las Siervas, sobre todo las mayores. Ellas han dedicado toda su vida a la causa de Cristo en los pobres. No se arrepienten, pero si una cosa han aprendido con los años, es que el AMOR se renueva todos los días. Cada jornada es una preciosa oportunidad de conocer y conocerte desde la perspectiva de Jesús. Los ímpetus juveniles pueden pasar, las fuerzas humanas… pero vuelves a la casilla de partida con la fidelidad del tiempo, cada día. Y luego, de una vida entregada y feliz… Dios te espera. Él es tu heredad, quién premiará tus esfuerzos, nadie lo hará mejor que Él.

Slide thumbnailFilipinas:
Hna. Han Suyin
Tel. +639493215851
Hna. Leonora
Tel. +639186829921
España:
Hna. Carmen
Tel.+34638274336
México:
Hna. Araceli
Tel. +523310223739
Hna. Mary Carmen
Tel. +525535689858
Vietnam:
Hna. Mónica
Tel. +84933964754
Ecuador:
Hna. Gloria
Tel. +593997351235
Cuba:
Hna. Maribel
Tel. +5353131650
Paraguay:
Hna. Elizabeth
Tel. +595-976478978
Argentina:
Hna. Mª Auxiliadora
Tel. +549116821-4480
Italia:
Hna. Gemma
Tel. +393347534590
Perú:
Hna. Elena
Tel. +51978809535
Hna. Isabel
Tel. +51965719701
U.S.A.:
Hna. Yolanda
Tel. +1(305)326-3245
Portugal:
Hna. Leonora
Tel.+351932910221
Hna. Blanca: +34646911364 - blancaalonsosdj@gmail.comCamerún:
Hna. Nidya
Tel. +237661738570
Colombia:
Hna. Beny
Tel. +573143956619
Chile:
Hna. Mª Eugenia
Tel. + 56966119230
Rep. Dominicana:
Hna. Julissa
Tel. +1(809)631-1306
Siervas de Jesúsde la CaridadContactos vocacionalesPastoral Juvenil/Vocacional
congregacional:

Síguenos en:

Todos los derechos reservados Siervas de Jesús de la Caridad

Desarrollada por: CXTW

Casa Generalizia Suore Serve di Gesú
Via dei Monti Parioli 64
00197 Roma (Italia)
Tel. 0039 063223150 / 0039 063612067
vicariagen@gmail.com